8

Paz y cultura

Por Esther Córdoba, Presidenta de la Fundación Música Esperanza
y Nicolás Aulet, Profesor Coordinador de Talleres Musicales

El movimiento humanitario Música Esperanza surgió de la historia del pianista argentino Miguel Ángel Estrella. Artista no convencional, Miguel Ángel deseaba desarrollar una actividad socio-musical en los lugares más desfavorecidos de su país. En diciembre de 1977, es secuestrado y encarcelado por la dictadura argentina. Fue liberado en 1980, luego de una campaña de solidaridad que reunió a artistas y amigos del mundo entero.

 

En 1982, Miguel Ángel Estrella funda con su amigo Yves Haguenauer, Música Esperanza,  cuya sede está en París y tiene como objetivo contribuir, por medio de la música, a la construcción de un mundo sin fronteras, más solidario y más humano. Desde hace 30 años, desarrolla actividades internacionales, que pone la música al servicio de los Derechos Humanos, la Paz y la Juventud.

Musique Espérance Paris

Uno de sus principios básicos consiste en favorecer esencialmente entre un público de niños y adolescentes, la igualdad de oportunidades y la apertura a una Cultura de Paz, por medio de programas musicales capaces de suscitar en ellos una participación activa, así como de despertar su solidaridad.

El trabajo de Música Esperanza se apoya en el trabajo en terreno de 20 asociaciones, distribuidas en los siguientes 6 países: Argentina, Bélgica, España, Francia, Portugal y Suiza.

 MÚSICA ESPERANZA ARGENTINA

A través de la música, la Fundación trabaja por la creación de vínculos solidarios, la dignidad de la persona en los sectores más desprotegidos de la sociedad y la comunicación, como base para una cultura de paz.

Su misión es poner la música al servicio de todos los sectores de la comunidad, sin discriminación de ninguna índole, como reafirmación de los derechos esenciales de la persona.

Las actividades se realizan en escuelas de zonas vulnerables, hospitales, escuelas especiales, establecimientos penitenciarios, barrios populares, centros comunitarios, institutos para menores.

Escuela N°39, Barrio de La Loma, Del Viso, Buenos Aires

Creemos que la música es una herramienta poderosa en relación  a la construcción de paz. Música Esperanza entiende la música como un derecho, al cual cualquier persona que lo desee debería poder acceder. Por eso desarrolla proyectos donde este derecho está vulnerado.

Por un lado, a nivel personal, la música promueve la escucha, la reflexión, el encuentro con lo que pensamos y con lo que sentimos. Todo esto nos acerca a estar en paz con nosotros mismos y asumir desde ahí nuestra propia vida. Además, el hecho de poder elegir una actividad en la cual desarrollarse y hacerlo en un contexto de cuidado, respeto y contención, también favorece la idea de vivir en paz.

Por el otro, esta paz la pensamos también desde lo colectivo. Música Esperanza trabaja con proyectos comunitarios en los que se enseña la música, respetando los tiempos y deseos de cada persona y apuntando al mismo tiempo, a la construcción colectiva. Solemos cantar: “juntarse y ser canción”.

Para esto es necesario escucharnos, respetarnos, crear espacios inclusivos en los que la diversidad sea un aspecto enriquecedor y todos/as seamos parte. En estos espacios aflora la solidaridad, la idea de un  NOSOTROS. Creemos que trabajar en esa búsqueda aporta su granito de arena al sueño de una Humanidad con más derechos, lo cual está en íntima relación con un camino de paz.

Algunas de las actividades que realizamos son:

Talleres musicales que están a cargo de talleristas idóneos, de sólida formación musical y pedagógica, preparados ética y humanamente para abordar las peculiaridades de cada medio en el que se desempeñan. Asimismo, las actividades de este programa procuran proporcionar a sus destinatarios, los medios para ser protagonistas de su vida cultural.

Los Encuentros Musicales Solidarios son experiencias periódicas “en vivo”, a cargo de músicos voluntarios, con el fin de romper aislamientos culturales y físicos de personas afectadas por la enfermedad, la vejez, la discapacidad o la marginalidad. Estos encuentros se realizan en hogares geriátricos,  hogares para madres solteras con sus niños/as pequeños/as, institutos de menores, institutos penitenciarios.

Estos Encuentros Musicales Solidarios permiten, por medio de la vivencia directa, establecer un puente entre el “adentro” y el “afuera”, un pasaje hacia otras libertades, para aquellos que sufren limitaciones especiales o encierros prolongados.

Vuelta de obligado, Buenos Aires

  Si usted desea apoyar y/o compartir la tarea, de la Fundación Música Esperanza,  brindando tiempo como voluntario en tareas musicales y/o administrativas, aportando una contribución voluntaria, o donando instrumentos musicales. Comuníquese a través del mail  fmusicaesperanza@hotmail.com