medioambiente-y-educacion

ECOLOGÍA, MEDIOAMBIENTE Y EDUCACIÓN

Lic. Silvia E. Derderian
Docente del Colegio San Gabriel

“La ecología es la ciencia que estudia las interrelaciones de los diferentes seres vivos entre sí y con su entorno.”

¿Sabemos realmente cómo estamos  estableciendo estas interacciones? ¿De qué manera interferimos en el desarrollo de la naturaleza y de qué modo estamos afectando a nuestro Planeta Tierra?

Es imperioso plantearlo  para poder modificar aquellos hábitos perjudiciales y particularmente  pensarlo desde nuestro lugar de educadores  para  incorporar desde la escuela hábitos para el cuidado del medio ambiente.

En mis vacaciones este año, estuvimos en familia en Bariloche y realizamos el ascenso al Cerro López,  para pasar la noche en el Refugio, y continuar al otro día hacia el próximo  punto, Laguna Negra, cumpliendo así nuestra travesía anual por aquel maravilloso escenario del sur de nuestro país.

Llegar a un refugio es una experiencia única, adonde  nos  reciben siempre muy calurosamente, y nos ofrecen rica comida, abrigo y un lugar adonde descansar hasta el otro día en el que  emprendemos la siguiente etapa.

Al refugio se llega solamente caminando, porque la naturaleza del terreno impide el acceso de vehículos, por lo tanto todo con lo que allí cuentan,  los materiales y productos con lo que preparan aquello que nos van a servir a todos, es por la voluntad de alguien que lo carga hasta allí. Cuando uno se acerca al punto limite hasta donde  pueden  acceder  los autos, al lado de muchos troncos talados  encuentra un cartel  que reza “llevar un tronco por persona”.Todos los visitantes tomamos uno de los troncos y lo llevamos  hasta el refugio de manera muy natural. Para quienes atienden el refugio sería imposible cargar todos los troncos que se necesitan para alimentar el fuego, pero como cada uno de quienes ascendemos llevamos solamente uno,  con el mínimo esfuerzo, logramos un enorme beneficio para todos.

Así es con el cuidado del medio ambiente…uno podría pensar que sería un esfuerzo en vano juntar una o dos tapitas de plástico para reciclar… ¿que se aporta al cuidado de la naturaleza con una tapita?  ¿En que se reduce la contaminación por  tan poco?Hagamos el esfuerzo de pensar por un segundo cuánto le ahorraríamos a los basurales, a los “cinturones ecológicos” si evitáramos enterrar las tapitas de todos…

Para  que las nuevas generaciones internalicen esto, es necesario educar… pero  debemos reflexionar sobre  cómo hacerlo…a través de mi experiencia, creo que la educación en el cuidado del medio ambiente, debe ser similar a la transmisión de “valores”.  Si definimos a los valores como  “convicciones profundas de los seres humanos que determinan su manera de ser y orientan su conducta”   veremos que proteger el ambiente en el que nos desenvolvemos debería ser una  de estas convicciones.  Los valores como tales, no se enseñan en una sola asignatura de la escuela.  Debemos pensarlos  vinculados con la transversalidad,  Es un aprendizaje que comienza en la familia, continua durante toda la escolaridad, en cada una de las materias, en cada uno de los actos en las diferentes instancias por las que se transita por un colegio.  Los transmitimos de manera teórica, pero sobre todo se transmite a través del ejemplo, como todos los valores.

Es muy importante abordar esta temática con la seriedad que merece, ya que involucra a las generaciones presentes y futuras.   Si bien escuchamos organizaciones especializadas que luchan por esta causa, reuniones de organismos internacionales que debaten sobre el calentamiento global, campañas de incentivo para la concientización en el cuidado del medio ambiente, cabe preguntarnos ¿Cuál es el aporte que puedo hacer desde mis posibilidades?  Me refería en párrafos anteriores a educar con el ejemplo, ¿que podemos hacer desde las familias y la comunidad educativa? A diario nos maravillamos con la capacidad de asombro y la curiosidad  de los mas chicos, es necesario aprovechar al máximo esta capacidad  para ir incorporando en ellos hábitos, que puedan tomar conciencia de lo necesario que es cuidar cada uno de los recursos: la flora, la fauna, el aire, el agua…  Probablemente empezar de a poco, comenzar por lo más simple,

Sabemos por ejemplo que la fundación del Hospital Garraham a través del programa “Va por los pibes”,  recolecta tapitas de plástico, papel y llaves con el doble propósito de reciclar el material recibido, promoviendo la protección del medio ambiente y recaudar fondos con la venta de los productos elaborados a partir del material que reciclan , para cumplir con su misión   “alentar en todos los aspectos el desarrollo del Hospital y atender las necesidades sociales y emocionales de los pequeños pacientes y sus familias, especialmente los más necesitados.”

Este fue el proyecto al que nos sumamos el año pasado a través del trabajo de los alumnos de 5° año Economía. Si bien fue una actividad  incorporada  a través de los contenidos de una materia, hemos querido con esto traspasar ese limite,  y contribuir a la formación de futuros ciudadanos responsables y comprometidos  Creo que es participando y valorando el esfuerzo de cada uno desde su lugar, que vamos a poder  internalizar en nuestros jóvenes este valor  y  lograr que separar los residuos, cuidar los recursos, sea algo tan natural como llevar un tronco hasta un refugio.

afiche-plastico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *