EXAMEN DE CONCIENCIA

Proponemos algunas preguntas orientadoras, todas ellas están hechas en primera persona como para guiar un examen de conciencia personal.

Se trata de ayudar a que cada persona, sumergida en la Misericordia de Dios, pueda experimentar profundamente el deseo de más plenitud y más felicidad, y volver a emprender así el camino de conversión.

Dios
 ¿Cuál es la imagen más profunda de Dios que habita en mí?
 ¿Experimento la Misericordia de Dios en mi propia carne?
 ¿He sentido la ternura de Dios sobre mis fragilidades?
 ¿Quién es Jesús para mí?
 ¿Cómo vivo el Amor que Dios me tiene?
 ¿Cómo es mi relación con Dios? ¿Le tengo miedo?
 ¿He experimentado el perdón de Dios sobre todos mis pecados?
 ¿Hay algo que Dios todavía no toco en mí con su Misericordia? ¿Qué?
 ¿Hay algo que necesito que Dios me perdone? ¿Qué?
 ¿Cómo es mi práctica del sacramento de la reconciliación?
 ¿Deseo seguir a Jesús y seguir aprendiendo de su Evangelio?
 ¿Dejo obrar a Dios en mi vida y en mis relaciones?
 ¿Celebro mi vida junto a mis hermanos en la misa de cada fin de semana?
 ¿Tengo tiempos de oración, de dialogo con Dios, de encuentros de amistad con él?

Fragilidad
 ¿Cuáles son las situaciones en las que me descubro frágil, vulnerable?
 ¿Qué provoca en mí ser consciente de esa fragilidad?
 ¿Me asocio a la cruz de Jesús?
 ¿Soy agradecido por los bienes y dones recibidos?
 ¿Puedo aceptar el hecho que no puedo todo, que no soy omnipotente?
 ¿Soy realista en el reconocimiento de mis capacidades y limitaciones?
 ¿Cómo vivo la humildad? ¿O me vanaglorio en todo momento?
 ¿Puedo aprovechar mi fragilidad como puerta, como puente para llegar al te-soro del amor y la vida en plenitud?
 ¿Puedo respetarme y respetar a los otros?
 ¿Puedo vivir con alegría en mis fragilidades y las e mi comunidad?
 ¿Tengo sentido del humor?
 ¿Doy esperanza a los otros?

Hacia una Iglesia en salida

Vínculos
 ¿Sé escuchar atentamente a los otros?
 ¿Sé dialogar?
 ¿Puedo ser franco, abierto, transparente, comunicativo?
 ¿Tengo verdadero cuidado por mis prójimos?
 ¿Estoy interesado en mi comunidad?
 ¿Soy competitivo a tal punto que me entristece que a los otros les vaya bien?
 ¿Sé alegrarme con el bien del otro y evitar así la envidia?
 ¿Acepto de buen grado las diferencias de los otros?

¿Pretendo imponer mi manera de ver, de sentir, mi pensamiento, mis modos?

Responsabilidad
 ¿Me hago cargo de las heridas que produzco en los otros?
 ¿Sé vivir con sentido de corresponsabilidad, es decir, colaborando con otros?
 ¿Tengo serenidad frente a los problemas comunes?
 ¿Soy autoritario, violento?
 ¿Puedo aceptar la ayuda de los otros?
 ¿Sé trabajar con otros?
 ¿Sé ayudar a los que lo necesitan, o soy paternalista?

¿Puedo aceptar críticas y desacuerdos, con mente abierta, sin prejuicios, bus-cando crecer junto a otros?

Amor
 ¿Puedo aceptar el amor de otra persona y simultáneamente darle yo también amor?
 ¿Puedo dar amor sin esperar recibir nada a cambio?
 ¿Considero ser más generosa/o y tener gratitud como una expresión del amor?
 ¿Cómo es mi actitud de servicio en las cosas cotidianas?
 ¿Sirvo a los otros o me sirvo de ellos?
 ¿Actúo buscando siempre mi beneficio?
 ¿Soy egoísta, narcisista?
 ¿Culpo a los demás de las cosas que me pasan?
 ¿Cómo vivo la paciencia?
 ¿Soy celoso, envidioso, incapaz de alegrarme con el otro?
 ¿Busco promocionar a los otros?

Misericordia
 ¿Puedo descubrir las miserias de los otros y ser compasivo?
 ¿Me duele en lo más profundo de mi corazón el pecado del mundo?
 ¿Vivo juzgando a los demás?
 ¿Cuál es la medida que uso con los otros?
 ¿Hago el bien como me gustaría que me lo hagan a mí?
 ¿He perdonado? ¿He retenido el perdón?

Camino diocesano para la conversión pastoral

 ¿A quién debo perdonar?
 ¿Estoy siempre atento a las faltas de los otros?
 ¿Se vivir sosteniendo a mis hermanos en sus dificultades?
 ¿Estoy dispuesto a admitir que no sé todas las respuestas?
 ¿Puedo ser tolerante frente a las miserias de mis hermanos?
 ¿Practico las obras de misericordia corporales: dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, acoger al forastero, asistir los en-fermos, visitar a los presos, enterrar a los muertos?
 ¿Las espirituales: dar consejo al que lo necesita, enseñar al que no sabe, corre-gir al que yerra, consolar al triste, perdonar las ofensas, soportar con pacien-cia las personas molestas, rogar a Dios por los vivos y por los difuntos.

Fraternidad – Solidaridad
 ¿Puedo vincularme con personas diferentes?
 ¿Cómo hago crecer la fraternidad en los lugares donde vivo, trabajo, participo?
 ¿Cómo es mi manera de compartir mis bienes?
 ¿Participo en la construcción del Bien Común de mi comunidad, barrio, país?
 ¿Estoy siempre en el centro o puedo dejar que otros sean protagonistas?
 ¿Puedo hacer cosas como lo sugiere otra persona?
 ¿Cómo es mi relación con los pobres, enfermos, débiles, sufrientes?
 ¿Margino, hago hostigamiento (bullying) a otros?
 ¿Discrimino a mis hermanos? ¿Por qué causa?

Iglesia – Comunidad
 ¿Cómo vivo mi relación con la Iglesia?
 ¿Cómo es mi relación con mí comunidad?
 ¿He sido maltratado, herido por mi comunidad? ¿He perdonado?
 ¿He maltratado a otros de mi comunidad? ¿He pedido perdón?
 ¿Cómo han sido mis aportes a la vida comunitaria?
 ¿He difamado, generé chusmerío dentro de mí comunidad?
 ¿Sé sobreponerme y ayudar a sobreponernos de las dificultades comunitarias?

Misión
 ¿Intento ser ejemplo para otros, dar testimonio con la propia vida?
 ¿Ofrezco mi tiempo, mis talentos al servicio de la comunidad?
 ¿Me intereso por los otros, sus problemas, sus vidas?
 ¿Puedo irradiar el evangelio con mi vida?
 ¿Soy un poco de luz y de sal en las cosas de la vida cotidiana?
 ¿Puedo hacer presente el Reino de Dios en el mundo que habito?
 ¿Cuido del Medio Ambiente y ayudo a cuidarlo?
 ¿Cuido a los pobres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *