manzanares

¿ASISTENCIA SOCIAL, RESPONSABILIDAD SOCIAL O COMPROMISO SOCIAL?

Por Enrique Parborell. Consultor de Empresas

¿Dónde podemos ser más efectivos con nuestra ayuda?

Vivimos en un mundo donde no todos tenemos las mismas posibilidades, desde el primer minuto de nuestras vidas. No es lo mismo nacer en Siria hoy que en Holanda. No es lo mismo nacer en un hogar con dos padres esperando con amor la llegada del nuevo hijo/a, que en una casa humilde con una madre abandonada por su pareja y con siete hijos para criar. No es lo mismo estar bien alimentado y amado en los primeros años de la vida, donde uno crea su autoestima y la capacidad de aprendizaje necesaria para tener una vida con un nivel digno de desarrollo intelectual y laboral. No es lo mismo…

Dependiendo del lado en el que hemos nacido, podremos necesitar imperiosamente de la  asistencia social gubernamental para subsistir o, si tenemos la suerte de trabajar en una empresa grande, podremos experimentar la ejecución de acciones de Responsabilidad Social hacia miembros de una comunidad. Pero, ni la ayuda de gobiernos ni la de compañías privadas y ONGs,  es suficiente para llegar a todos los que necesitan de estas acciones. Por esto, es clave entender y concientizarnos sobre lo que representa un Compromiso Social mancomunado para llegar a mucha más gente, y más, si lo hacemos en forma colaborativa y en red.  Repasemos un poco las diferencias.

Asistencia Social
Está asociada a un servicio que se presta para solucionar problemas de diversa índole y mejorar las condiciones de vida  de las personas. Su objetivo es que todos los integrantes de una sociedad gocen de los mismos derechos  y oportunidades. Como en toda comunidad existen desigualdades, la asistencia social está dirigida a los más desfavorecidos. Su trabajo se orienta a que todos los individuos puedan satisfacer sus necesidades básicas. Típicamente, la ejecutan Gobiernos, Municipios y ONGs. En estados con Gobiernos populistas, esta Asistencia Social puede transformarse en Asistencialismo, con fines políticos para conseguir adhesiones partidarias en contraparte del servicio de asistencia, sea cual fuere.

Responsabilidad Social
Es el continuo compromiso de los negocios o empresas para conducirse éticamente y contribuir al desarrollo económico mientras mejoran la calidad de vida de sus empleados y familias, así como de la comunidad local y sociedad en general.

Hay empresas más obligadas que otras a desarrollar este tipo de acciones, como las Mineras o Papeleras, donde la operación puede provocar daños en el medio ambiente, dependiendo el nivel de madurez de tecnología que utilizan (gestión de desperdicios, y uso de recursos naturales) para operar.

Compromiso social
Acciones llevadas a cabo con el objetivo de crear conciencia en la comunidad sobre una problemática y/o situación negativa, logrando el apoyo de ésta para solucionar dicho problema o hacer frente a una necesidad.

Son ejemplos bastantes conocidos de Compromiso Social, cómo colaboramos con actividades ad-honorem en Hospitales o cómo  donamos un día por año a organizaciones como Techo para levantar un techo a quien lo necesita.

inundados

Ahora bien, el objetivo de esta nota no es brindar conceptualización de las diferencias entre Asistencia, Responsabilidad y Compromiso Social. Si no, concientizarnos dónde podemos aportar más a nuestro país, o mejor dicho, a las personas de nuestro país, donde no llegan ni el Gobierno de turno ni las empresas.

Pero vayamos  a pequeños ejemplos diarios donde podemos estar “conectados” con el prójimo. Días atrás, estuve personalmente colaborando con el llevado de productos a zonas inundadas en el conurbano bonaerense. Me quedé impresionado por la cantidad de jóvenes de la Parroquia San Gabriel que habían dedicado su tiempo desde el día anterior secando casas inundadas. Me quedé más emocionado con el agradecimiento de la gente del lugar por los productos donados.

También me conmovieron las historias de transformación personal de los jóvenes que fueron a misionar durante Agosto, donde destacaron que más que “dar”, “recibieron” de las personas a las que ver para misionar.

Mi deformación profesional (consultor de empresas) me lleva a preguntarme por qué estas situaciones deben ser salteadas (1 semana de misión por año, 1 recolección de Cáritas, otra de Más x Menos, etc). ¿Por qué no podemos vivir durante todo el año haciendo acciones de compromiso social en forma directa o indirecta? ¿Por qué no podemos hacer de esto, un estilo de vida e incorporarlo como lo hacemos con un deporte?  Me pregunto… si las personas con necesidades básicas no tienen, acaso, estas necesidades durante todo el año (demanda todo el año) y no justo cuando tengo tiempo para ayudar (oferta de a ratos). Como diría un economista… “tenemos un problema de oferta demanda”.

Vayamos a un ejemplo para los jóvenes lectores de esta nota. Hace unas semanas, leí una nota de una aplicación nueva para ciegos llamada Be My Eyes, de la organización www.bemyeyes.org, que organiza a más de 200.000 voluntarios para que puedan recibir algún llamado de alguien ciego quien prende su celular para chequear, por ejemplo, la fecha de vencimiento de un alimento. Sólo toca un botón del celular, su cámara se prende, el voluntario recibe la imagen en vivo de lo que está frente a la persona ciega, y puede ayudarlo a identificar si está vencido o no ese producto. Una gran idea que usa 5 minutos de alguno de los 200.000 voluntarios.

Personalmente creo que debe organizarse el compromiso social en redes colaborativas e instantáneas, como la que puede generarse vía Internet. De esta manera podemos ser increíblemente  efectivos. Colectas como la de Más x Menos de la Iglesia, o las Campañas Solidarias del periodista Andrés Kusnetzoff (que año tras año coordina más de 100 camiones que van a distintos comedores y escuelas del país) son muestras de cómo la organización vía medios masivos “multiplica” su efecto benefactor.

Estos son casos de Compromiso Social y, por qué no, de Solidaridad con impacto en “muchos” pero ¿qué hacemos nosotros como individuos con el compromiso social con los que están cerca?

A diario, pasamos por debajo de General Paz y vemos familias completas viviendo debajo de cartones. Pasamos por la estación de Retiro de subte y vemos personas y chicos durmiendo sobre un piso frío y mojado, sin detenernos. Viajamos en trenes y subtes, y no escuchamos los reiterados pedidos de personas muy pobres en estados lamentables.

Me pregunto, una vez más como consultor  ¿Nuestros problemas personales/laborales nos bloquean nuestro nivel de apreciación de las necesidades de nuestro prójimo? ¿Esto no nos convierte en un poco egoístas?

Hace unas semanas hice un ejercicio personal que lo llamé de “conexión”. Vino a pedirme dinero un padre con su hija para comprar una prótesis para su maltrecha pierna. En vez de darle dinero, directamente me puse a charlar sobre cómo iba a comprar la prótesis, su costo y a quién. Me di cuenta que iba a comprarla a un intermediario que probablemente le estaba cobrando casi 3 veces su valor. Yo conocía a alguien que podría traer la prótesis directamente, y me ofrecí a contactarlo. Este pequeño “ejercicio” tuvo sus frutos más en mí que en la persona que yo quería ayudar. Me di cuenta de lo poco conectado que estoy/estamos con el prójimo que más nos necesita. Me di cuenta que muchas veces vamos por la vida como “observadores” de una película de otros y no como actores de la misma, sin saber que la película era una sola. Me di cuenta, que esta indiferencia con el otro no era el nivel de compromiso social que yo quería lograr.

¿Qué pasa si subimos este nivel un 10% siendo más CONSCIENTES de las necesidades de nuestro prójimo?  Si cada lector de esta nota lo hace,  lo hace todos los días y además lo comunica a sus seres queridos más cercanos y estos, a su vez, aumentan sus acciones de compromiso social en un 10%. ¿Qué pasaría si empezamos a escuchar  a los que nos necesitan? ¿Qué pasaría si en vez de sólo donar dinero empezamos a donar nuestro tiempo para acompañar a un abuelo o enfermo o preso? O simplemente donar nuestro tiempo para escuchar al otro…

Quiero cerrar este artículo con la definición que ya presenté párrafos atrás de lo que es Compromiso Social:

“Acciones llevadas a cabo con el objetivo de crear conciencia en la comunidad sobre una problemática y/o situación negativa, logrando el apoyo de ésta para solucionar dicho problema o hacer frente a una necesidad”

…y me pregunto finalmente…¿qué acciones voy a llevar a cabo este mes, el siguiente y el resto del año?

Yo quiero incrementar los niveles de mi consciencia y ser protagonista en esta película y no un observador pasivo, y ¿usted de qué lado quiere estar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *